jueves, marzo 01, 2007

Extraescolares Zaragoza: Trabajo de Roberto


Hola, me llamo Greco y en el pasado fui un perro maltratado. Os quiero contar mi historia para demostraros que no todo es lo que parece.
Yo nací en un criadero, como la mayoría de los perros. Vivía sin preocupaciones: jugaba con mis dos hermanos, comía la comida que me daba el veterinario y dormía. Aunque por ahora mi vida parece aburrida yo era feliz.
Unos meses después vino una familia que parecía interesada por mí. Yo no quería irme pero el veterinario me sacó por la fuerza y me metió en el coche de la familia. Yo estaba asustadísimo y no sabía que hacer. La media hora de viaje se me hizo eterna porque nunca me había subido a un coche, todo se movía y me empecé a marear. En cuánto llegué me cogieron y empezaron a sobarme: me acariciaron la cabeza, las patas y el lomo, pero lo que no consentí es que me tocaran la cola, pero, ¡Que se creían esos, que me iba a dejar tocar después de la forma en la que me habían llevado Lo que sí que me gustó fue la casa. ¡Era enorme y muy espaciosa¡ Alas dos semanas me acostumbré a ellos, tampoco se estaba tan mal: me cuidaban, eran cariñosos… Pero, todo acabó cuando llegaron las vacaciones. A principios de Julio vi a los niños muy emocionados , no paraban de repetir. “Nos vamos a la playa, nos vamos a la playa”. Pero en cambio, los padres, no dejaban de mirarme.
Llegó el día de salida. Me llevaron en coche unos 15 minutos y, a las afueras de la ciudad, se pararon y me sacaron sin ninguna contemplación del coche. La última vez que les vi fue alejándose con el coche. Yo me puse muy nervioso, no sabía que hacer, así que me decidí por andar por la carretera entre camiones, intentaba buscar comida, menos mal que cerca del parking había una gasolinera, el dueño me daba únicamente huesos, que, aunque estaban muy malos, no me podía quejar. Hasta que un día pasó un camión en el que ponía “El hogar de los perros” Justo en ese momento me quedé inconsciente y cuando me desperté estaba en una jaulita pequeña pero con comida y bebida. Pasé allí varios meses hasta que vino otra familia que me adoptó. Desde hace mucho tiempo vivo con la seguridad de que lo que me pasó no se volverá a repetir.

Fin.

3 Comments:

At 5:45 p. m., Anonymous laura. p. s said...

Hola, soy Laura, tienes que visitar mi blog, respecto a lo de los perros, tienes toda la razón, hay perros abandonados por todas partes y a mí me da mucha pena.

Enhorabuena por tu trabajo.

 
At 5:46 p. m., Anonymous Alejandro said...

Estoy de acuerdo con mi hermana y si pudiera acogería a todos

 
At 6:17 p. m., Anonymous Patricia said...

Hola soy la mujer de vuestro profe de informática Emilio y nosotros también estamos de acuerdo con vosotros. No tenemos perro porque aunque nos encantan preferimos los gatos.Tenemos un gatito que se llama Ulises que ya lleva con nosotros casi dos años y mis padres tienen otro que lleva en casa 12. Los cuidamos muchisimo porque son animales que dependen de tí para comer, para que estén calientes en invierno y sobre todo porque igual que las personas ellos tambien necesitan cariño y mimos. Y ellos nunca nos dejarían en una carretra tirados, por eso si se decide tener en casa una mascota hay que comprometerse a cuidarlos y quererlos mucho, y nunca hay que abandonarlos, son tan buenos!!!

 

Publicar un comentario

<< Home